LES ENTRADES D'AQUEST BLOC APAREIXEN (QUASI SEMPRE) SEGUIDES EN CATALÀ I ESPANYOL

LAS ENTRADAS DE ESTE BLOG APARECEN SEGUIDAS (CASI SIEMPRE) EN CATALÁN Y ESPAÑOL

dimecres, 25 de març de 2015

¿POR QUÉ INVESTIGAMOS CON ANIMALES?

Durante los últimos años estamos asistiendo a a un incremento de la presión ejercida por organizaciones solidarias con los animales, las cuales, de manera justa,   defienden su bienestar y luchan por poner fin a las agresiones gratuitas contra ellos. Algunas de estas organizaciones también cuestionan el uso de los animales para la investigación biomédica y llegan, en algunos casos, a amenazar a los científicos implicados. Frente a esta posición, los científicos, a través de la Confederación de Sociedades Científicas Españolas (www.cosce.org), hemos elaborado un documento que explica clara y exhaustivamente las razones que justifican el uso de los animales en la investigación.
Gracias a la experimentación animal para la biomedicina tenemos tratamientos efectivos para muchas enfermedades graves, como la diabetes, el càncer, la enfermedad de de Parkinson y desordenes respiratorios o cardíacos. La mayor parte de los medicamentos con los que tratamos estas enfermedades y los que aplicaremos a aquellas que no tienen cura actualmente, han sido desarrollados en animales.
Millones de diabéticos se benefician en la actualidad de la insulina, pero anteriormente estos enfermos morían jóvenes. Sin investigar con animales, ni el descubrimiento de esta hormona ni de las terapias que la utilizan hubiesen sido posibles. Además, los mismos animales también son beneficiarios de esta investigación: los antibióticos y otros medicamentos dirigidos a enfermedades infecciosas, como la leishmaniosis, también mejora su salud.
Al contrario de lo que sucede en otros ámbitos de la utilización de los animales, en la investigación su uso está estrictamente regulado. Son normas fundamentales para nosotros el reemplazo progresivo de la experimentación animal por otras alternativas, la reducción al máximo del número de animales utilizados y el refinamiento de les técnicas para minimizar su sufrimiento. Desafortunadamente, aun no es posible en muchos casos sustituir estos experimentos. Nuestros órganos y tejidos son sistemas muy complejos que no se pueden modelizar todavía con un ordenador o con un cultivo de células. Por ejemplo, nuestro cerebro tiene centenares de millones de neuronas intrincadamente conectadas. Para entender enfermedades como la esquizofrenia o el Alzheimer y desarrollar tratamientos eficaces, hemos de necesariamente modelos animales. Los cerebros de éstos, aunque más simples, presentan la misma estructura y bioquímica básica y nos permiten ensayar tratamientos que posteriormente son efectivos en los humanos.
Es hora de que como sociedad entendamos la necesidad de esta investigación y la apoyemos. Sin ella, la salud y el bienestar de los humanos, y la de los mismos animales, será sin duda peor.


Publicado en valenciano en Levante-EMV el 12/3/2015 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada